Consejos para el correcto mantenimiento de puertas metálicas

mantenimiento de puertas metálicas

Consejos para el correcto mantenimiento de puertas metálicas

Consejos para el correcto mantenimiento de puertas metálicas
5 (100%) 3 votes

¿Tienes puertas de hierro en casa? Las puertas metálicas aportan seguridad total, son muy prácticas y no tienen comparación en el plano decorativo. Y además de todo esto, se trata de sistemas que pueden mantenerse en perfecto estado durante años y años. Sin embargo, como cualquier otra instalación, necesitan un mantenimiento mínimo. ¿Sabes cómo se realiza el correcto mantenimiento de puertas metálicas? Desde Cerrajería Industrial FM te contamos cómo cuidar las puertas de hierro.

Cómo cuidar las puertas de hierro para su conservación

El principal problema que presentan las puertas y las rejas de hierro es la aparición del óxido. Esto se produce a causa de la adherencia de carbono a las superficies de las puertas metálicas. Unos depósitos de carbono procedentes de la polución del aire.

Las consecuencias del óxido son principalmente el deterioro estético de las puertas y el debilitamiento del material. Pero la solución es tan sencilla como realizar el mantenimiento de puertas metálicas adecuado.

En primer lugar, deberás ocuparte de limpiar las puertas periódicamente. La periodicidad de esta limpieza dependerá del grado de exposición que la puerta tenga al sol, el viento y el agua. Por otro lado, se deberá evitar el empleo de productos químicos fuertes, en tanto que podrían dañar la puerta de hierro y ocasionar graves daños irreparables.

La limpieza del polvo de las puertas metálicas será lo más importante, que aunque no lo parezca, es lo más dañino. Y es que estos restos orgánicos podrían incluso producir hongos, si no se retiran, al menos, una vez a la semana.  Para la limpieza de puertas de hierro aconsejamos utilizar un paño o bien una esponja, para no rayar la puerta, así como un jabón neutro por posibles reacciones químicas indeseadas.

Hay que cerciorarse de que no quedan acumulaciones de jabón en los pequeños huecos que presente la puerta metálica. Sobre todo, nunca se debe emplear agua a presión para asegurar el buen mantenimiento de la pintura. Y para secar, mejor utilizar un paño. Nada de secadores que pudiera dañar la pintura y la estabilidad del metal, que se dilata y contrae con el calor y el frío.

Por último, se deberá proceder al encerado de la puerta de hierro. Este trabajo se puede dejar en manos de profesionales o también puedes hacerlo tú mismo. No tiene demasiada complejidad. Para asegurar un buen acabado, una vez limpiada la puerta metálica, se va a poder proceder a aplicar un encerado similar al empleado en el lavado de coches. En el caso de tratarse de puertas metálicas con un deterioro anterior, aconsejamos sanear la superficie esmeradamente  y volver a pintarla con pintura específica.

Desde Cerrajería Industrial FM esperamos que estos consejos para el mantenimiento de puertas metálicas te resulten útiles para cuidar tu instalación. Y si estás interesado en renovar tus puertas y dar un nuevo aire a tu vivienda, te animamos a contactar con nosotros para conocer nuestros modelos de puertas de hierro disponibles.

Sin comentarios

Escribe un comentario